fcb(Barcelona, Catalunya, Agencia EPS) En una reunión que no puede catalogarse de secreta, pero sí de discreta, el presidente del Fútbol Club Barcelona, Josep Maria Bartomeu, solicitó a Artur Mas i Gavarró (presidente de la Generalitat de Catalunya) que deje sin efecto el proceso de independencia de la comunidad autónoma española, impulsado recientemente por un resultado electoral que puede entenderse como favorable a la secesión. Según los trascendidos, la reunión de más de tres horas, que por su carácter extraoficial fue realizada en la sede de la coalición gobernante CIU (Convergència i Unió) y no en el Palacio de la Generalitat, transcurrió en muy buenos términos y debido a que no se arribó a ninguna conclusión, quedó el compromiso de realizar un nuevo encuentro que permita encontrar una solución al problema planteado por el dirigente deportivo, entre las cuales no se descarta que el Fútbol Club Barcelona termine jugando en la Ligue 1 de Francia.

Según fuentes cercanas al Barça, el motivo de la reunión de Rosell fue aclarar la situación del equipo culé ante el escenario de un estado catalán independiente. "Es un panorama muy complejo", señaló una persona muy cercana a Bartomeu que solicitó no ser identificada, "dejarnos sin el derby con el Real Madrid y sin un campeonato medianamente competitivo, con el mayor de los respetos por los equipos catalanes, sería un verdadero desastre". Luego se centró en los aspectos económicos que también influyen en la preocupación de los azulgranas: "Si miramos a nuestro querido club como una sociedad comercial, que también lo es, el gobierno tiene que prestar atención a una empresa cuyos activos superan alegremente los 500 millones de euros...". Y finalizó con una reflexión: "Nadie piensa en irse de Catalunya, pero si no se logra una solución al respecto, no podemos mantener semejante capital a puros clásicos con el Espanyol".

A nivel de gobierno, el hermetismo sobre la reunión fue casi total. Sólo algunas voces cercanas al CIU dejaron entrever que había que encontrarle una solución al tema. Un diputado de la coalición de gobierno (cuyo nombre mantendremos en reserva) se limitó a expresar que "las medidas que sean necesarias tomaremos para ayudar al Barça. Sabemos que mantenerlo en la Liga (de España) será imposible porque esos españoles resentidos no lo van a dejar, pero que no se descarte la participación en las ligas de Francia o de Italia. Esas competencias son tan importantes como la que tienen los españoles y, al fin y al cabo, donde esté el Fútbol Club Barcelona, estará el mejor campeonato del mundo ¡Visca Barça!".

Seguiremos informando.



Compartir

Buscar en Librumface