funeralEl sábado pasado se realizó, en Montevideo, el primer casamiento falso. Más de 700 personas asistieron a la fiesta y celebraron con un matrimonio que no era tal, pero aun así no faltó el cotillón, la mesa de postres, el vals, el lanzamiento del ramo y hasta la entrega de ligas a varias de las asistentes. Fue tan grande el éxito del evento que la experiencia se repetirá antes de fin de año. Sin embargo, y más allá de lo curioso que resulta el hecho, la noticia es otra: existe la intención de diversificar este tipo de actividades no reales, atendiendo a otros intereses de la sociedad. En efecto, ya se anunció un nuevo capítulo de estas reuniones que no es un casamiento, para el próximo mes: se trata de un velorio "trucho". Y aunque aún faltan detalles (no están definidos ni el lugar ni la fecha), ya hay más de 25 inscriptos para lo que se dio en llamar The Fake Funeral.

Una fuente cercana a la organización confirmó a nuestro portal la intención de ampliar el espectro de actividades, debido al éxito del casamiento falso del fin de semana anterior. Después de un minucioso estudio realizado con sus seguidores en Facebook, decidieron empezar con los velorios simulados. "En un principio pensamos en armar un multitudinario recital falso, pero nos dimos cuenta de que, al hacerlo, se transformaría en un recital verdadero, perdiéndose la idea original de reunir personas que hacen como que disfrutan de algo que no es cierto (risas). Al pasar los días sin que surgiera alguna propuesta viable, decidimos realizar un focus group con los seguidores de nuestro proyecto y allí descubrimos que, si no fuera un casamiento, al lugar donde les gustaría concurrir es a un velorio. Increíble, ¿no?".

Consultado sobre cuál sería la gracia (si se le puede llamar así) de falsificar un velorio, nuestra fuente respondió: "Le preguntamos lo mismo a nuestros encuestados. Y si tengo que armar una respuesta con las opiniones recibidas, esta sería que se sigue la lógica de los que van al cine a ver una película dramática. Esto al principio nos confundió, pero en el fondo vimos que tenían razón: si pueden pagar una entrada para ir a llorar al cine, ¿por qué no hacerlo para llorar en un velorio? Y así surgió The Fake Funeral", afirmó.

¿Está todo pronto para el primer velatorio falso? ¿En qué fecha se realizará? "No está todo definido aún, mucho menos la fecha", contestó la fuente, "pero ya está prácticamente confirmado que lo realizaremos en el próximo mes. Nos están faltando muy pocas cosas, pero son muy importantes..." ¿El muerto (preguntamos)? "(Se ríe) No, ese ya está: alguna vez será el 'marido' de los casamientos falsos, en otros la 'esposa'. Algo difícil de concretar es el lugar; en las empresas fúnebres no estarían viendo con buenos ojos que haya dolientes en serio en una sala y en la de al lado se estén contando chistes de humor negro, inventando intimidades de un finado que no es tal, o haciendo alguna que otra cosita. De todas maneras, esa puerta no está cerrada porque a las funerarias también les interesa ampliar su cartera de negocios. Veremos...", señaló.

¿Se manejan otras actividades o solamente se dedicarán a los casamientos y velorios falsos? "Por ahora sólo serán esas dos cosas. Pero del mismo estudio donde surgieron los velorios, aparecieron otras temáticas que también pueden funcionar: comisiones investigadoras que aprueban todo lo actuado por el político que las quiera organizar, convenciones falsas donde la concurrencia es del 100% y terminan todos abrazados, carteles de Montevideo hechos en espumaplast, a tamaño real, para que la gente los pinte como quiera... Son todas buenas ideas, pero preferimos ir paso a paso", concluyó. Antes de retirarse, nos regaló un souvenir con forma de zapallo que le sobró del casamiento falso antes mencionado.

Seguiremos informando.



Compartir

Buscar en Librumface