Por suma de errores burocráticos, una ley se aprueba por `una nimiedad`Por acumulación de fallas en distintos escalafones del sistema administrativo, la ley Nº 18.903, votada positivamente por la totalidad de senadores y diputados del parlamento uruguayo, llegó a la última instancia previa a su puesta en marcha (ser publicada en el Diario Oficial) con un error tipográfico, provocando que la ley fuera aprobada por 'una nimiedad'. Este hecho pone tanto al poder ejecutivo como al legislativo en una encrucijada de la cual no saben cómo salir.


La ley en cuestión cuenta con un solo artículo y habilita al presidente, ministros y parlamentarios en general, a realizar compras de artículos de primera necesidad (yerba, azúcar, café, etc.) para uso de su oficina o sección, por encima del tope establecido por una ley anterior. Por tratarse de una norma de las llamadas 'menores', tuvo un rápido pasaje por la comisión de legislación y código, por ambas cámaras y por la propia presidencia. Quizás esa velocidad, en este caso, jugó en contra.

 

En una serie de entrevistas realizadas por Librumface, pudimos saber que todo comenzó con la primera transcripción. Un funcionario, quizás por poco experimentado o por la falta de costumbre de enfrentarse a una situación así, al pasar la versión taquigráfica a texto después de ser votado el proyecto, convirtió la 'unanimidad' en 'una nimiedad'. Un secretario del Palacio Legislativo, cuyo nombre solicitó que no se publicara, al ser consultado sobre cómo es posible que un error de esos pueda superar tantas instancias, respondió: "La culpa la tiene Windows, el Copiar/Pegar ya lo tenemos grabado a fuego, no hay con qué darle". Más allá de los motivos, existe un problema aun sin resolver: se mantiene la ley como está o se lleva a foja cero y el proyecto deberá recorrer, nuevamente, todas las instancias parlamentarias y ejecutivas.

Reacciones en el sistema político

Enterados de la situación en la que se encuentra la ley 18.903, políticos de todos los partidos vieron el tema de diferente manera. Por ejemplo, el senador Pedro Bordaberry, publicó en su cuenta de Twitter: "No podemos perder tiempo en algo menor. Los políticos tenemos cosas más importantes que hacer y temas más urgentes, por ej la inseguridad". En la misma línea que su colega, se encuentra el también senador Alberto Couriel, que en su muro de Facebook, escribió: "Por favor, estamos hablando de una ley nimia por dónde se la mire, así que es coherente a carta cabal lo que aparece en el Diario Oficial". Sin embargo, el diputado del Partido Nacional, por Rivera, Gerardo Amarilla, en declaraciones a la FM local 94.5 Radio Internacional dijo que "hay que ser muy cuidadosos con esto de dejar pasar desprolijidades. Hoy es una tontería y mañana estos del Frente Amplio, te meten cualquier cosa en una ley, vio cómo son...".


Al momento del cierre de esta nota, el tema sigue aún sin resolver. Fuentes cercanas al gobierno y que fueron consultadas, nos aseguraron que mandar para atrás la ley y comenzar de nuevo, es la opción más probable.


Compartir