Sweet Tobacco - Marihuana estatalMientras la mayoría de los medios uruguayos dedicaron su tiempo a tratar de armar una nota o un informe medianamente decente, a partir de un pequeño párrafo sobre la posible comercialización de marihuana por parte del estado (dentro de un documento de veinte páginas), Librumface fue más allá y tuvo acceso al borrador de la estrategia de promoción y venta del canabis estatal, tarea que ya fue encomendada a una agencia de publicidad cuyo nombre no pudimos conocer, pero sabemos que es una de las empresas que habitualmente asesora al gobierno. A pesar del largo camino que aún debe recorrer un proyecto de ley que ni siquiera fue redactado, el gobierno ya cuenta con un esbozo de promoción del producto que habla a las claras de una firme determinación de seguir adelante con la idea de generar los espacios legales para la venta de los porretes.

Sweet Tobacco - Marihuana estatalEl producto más conocido de la cannabis sativa, se comerciará bajo el nombre de Sweet Tobacco (Tabaco dulce), y cuya presentación de 40 cigarrillos será similar a la imagen que pueden ver a la derecha. Las campañas publicitarias utilizarán distintos estilos musicales, desde La Vela Puerca hasta Ska-p, pasando por una versión libre de "A desalambrar" de Daniel Viglietti, que llevará por nombre "A desmorrugar". La distribución del producto se realizaría a través de una serie de locales habilitados a tal fin, para lo cual se está estudiando la posibilidad de reflotar la vieja red de Subsistencias, incluyendo la posibilidad de mantener ese nombre.

Repercusiones

En ninguno de los distintos estamentos de la sociedad esta noticia pasó inadvertida. En el ámbito político, la oposición marcó la cancha rápidamente. El senador Pedro Bordaberry publicó en su cuenta de Twitter que "pretender que consumidores de pasta base base se pasen a la marihuana es de una ingenuidad increíble". Cuando respondimos ese tweet con otro que decía que la idea, nos parecía, era que los actuales consumidores de marihuana no se pasaran a la pasta base, no recibimos respuesta. Entrevistado telefónicamente, el senador Jorge Larrañaga nos contestó: "esto de la marihuana es una cortina de humo (N. de R.: juramos haber oído, en ese momento, un redoble de bombos y platillos, similar a los remates de chistes de los parodistas) para ocultar lo importante: la aplicación de la censura previa a los informativos, propia de los años oscuros de nuestro país y de los regímenes cuasi totalitarios de Chávez, Cristina Férnandez, Mahmud Ahmadineyad o de Kim Jong-un".

El sector empresarial tampoco permaneció ajeno al tema. La propietaria del Tambo Lapataia, Lætitia d`Arenberg, se excusó de dar una opinión personal a este medio hasta no conocer algo más que las cuatro o cinco palabras que tiene la declaración oficial. Pero sí reconoció que, como empresa, esta decisión del gobierno provocó que comenzaran los estudios de factibilidad de la ampliación de la planta de elaboración de dulce de leche, bocaditos y alfajores.

Finalmente, al ser consultado Leonardo Grisoff, secretario general de la ONG Mi plantita que aboga por el comercio legal de la marihuana y el autocultivo, nos contesto: "Nosotros somos más de la idea de lograr la posibilidad del autocultivo, sin intervención del estado, pero... ¡cómo te brilla ese botón de la camisa! ¿tiene luz propia?... ¿Qué fue lo que me preguntaste? Ah, sí, del autocultivo. Estamos de acuerdo".

Compartir