tinelli(Punta del Este, Uruguay, Agencia EPS) En los principales medios de Uruguay y de la región trascendió que Marcelo Tinelli únicamente deberá pagar una multa, de U$S 800 dólares, por circular con un vehículo en la playa por cuarta vez en los últimos años, acción que está prohibida en ese país. Sin embargo, la medida exigida originalmente por autoridades uruguayas iba mucho más allá: querían expulsar del Uruguay al popular conductor, productor y filántropo argentino, por un delito reiterado de agresión a la naturaleza. Una rápida acción del consulado argentino en Punta del Este y de la embajada de ese país impidió que esa medida se llevara a cabo, según consta en una investigación (de próxima publicación) realizada por el portal de noticias Farándula Show.

Según ese medio, no faltaron llamadas, mensajes, y hasta videos de Snapchat con cara de perrito entre las más altas esferas de los gobiernos de ambos países hermanos procurando zanjar este problema. Mientras la Intendencia de Maldonado, la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA, por su sigla en español) y la cancillería uruguayas tenían como meta expulsar del territorio al conductor más famoso de la televisión argentina, las autoridades argentinas y el Ministerio de Turismo uruguayo relativizaban la acción del divo de circular por la arena de la playa con un vehículo de cuatro ruedas, a pesar de estar expresamente prohibido.

Del lado expulsionista no faltaron frases del tipo “este es un país digno, no como el de ustedes”, "a la naturaleza se la respeta", o “lo jurídico está por encima de lo turístico”, la contraparte argumentaba cosas del tenor de “¿no lo podemos discutir en marzo?” o “mirá que la pachamama ni se enteró”.

Finalmente, después de varias horas de deliberación (con detalles aún no revelados por el portal Farándula Show), todo el episodio quedó en la sanción ya conocida de la multa de 800 dólares. Consultado sobre el tema, Tinelli rehusó amablemente a realizar declaraciones sobre la sanción (más allá de reconocer su error) y tampoco confirmó que su hija Candelaria tuviera la intención de tatuarse una bandera uruguaya con el signo de prohibición en una nalga, cosa que finalmente no ocurrió porque, gracias a Dios, todo llegó a buen puerto.

Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

Monsanto ofreció al gobierno uruguayo yerba mate transgénica resistente al frío

Paraguay: Se prohibió el ingreso del presidente uruguayo José Mujica a una recepción oficial

Falcao ratificó los dichos de Giménez: "No pude concentrarme en todo el partido, me volvió loco"


Compartir

Buscar en Librumface