parejaUn nuevo concepto define el sexo casual de homosexuales con personas del otro sexo, que sólo lo practican por placer: el Dub Sex. Muchos consideran que es imposible mantener este tipo de relaciones sin ser heterosexual o bisexual, entendiendo la heterosexualidad (definición de la Real Academia Española – RAE) como la “inclinación erótica hacia individuos del sexo contrario”, sin embargo este colectivo se defiende negando esta afirmación. En definitiva, para algunos no es más que un intento encubierto de “volver al armario”, mientras que para otros también.

Consultados por este medio, un integrante del grupo Dub Sex señaló que sólo son amigos que practican sexo con amigos del otro sexo y no son bisexuales, ni heterosexuales, son homosexuales: “sólo buscamos obtener placer sexual con personas de un sexo diferente al nuestro, ¿dónde ven lo hetero en eso?”, preguntó.

El doctor Silva, director de la publicación “Dub Sex o Unga Unga”, explica que, en estos actos sexuales, "los participantes lo interpretan como una ayuda (en secreto) a un amigo o amiga, nada más. Es solamente un entretenimiento, una diversión o un pasatiempo. Esos son los pensamientos que tienen los homosexuales para practicar este tipo de encuentros. Terminan el acto y vuelven a su vida homosexual como si nada hubiera ocurrido. Está clarísimo".

Las personas que lo practican, siempre según el doctor Silva, no suelen sufrir ninguna crisis de identidad sexual, lo viven como un entretenimiento o diversión donde no hay cariño ni tampoco ningún vínculo con la otra persona. Durante el encuentro sexual se evitan los besos, los gestos cariñosos y hasta el mirarse a los ojos, bloqueando así cualquier posible connotación emocional o heterosexualismo. Además de no darse con regularidad sino solo cuando aparece ese deseo de volver a practicarlo.

Pero no todos lo ven de la misma manera. Movimientos religiosos como la Iglesia Dominical Ortodoxa de Alemania, han marcado distancia de esta moda. El obispo de la iglesia, Frederick Schumann, señaló a nuestro portal lo siguiente: “las cuentas claras y el chocolate espeso. Si son gays, que sean gays. Si son bisexuales, que sean bisexuales. Pero si van a jugar en nuestra cancha, que sea con nuestras reglas. Eso de andar entrando y saliendo no se vale”, sentenció.
¿Moda pasajera o actitud estable? ¿Heterosexualidad u homodivertidos? ¿Cuatro tres tres o cuatro cuatro dos? Sólo el tiempo lo determinará con certeza.

Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

El Twitter llegó al Presidente Mujica

Petru Valenski enfrentará juicio por daño moral

Uruguay ya tiene su bebé de nombre Facebook

Compartir entrada en WhatsApp