Los resultados obtenidos en la consulta realizada por la empresa Sondea en España, muestra que casi la mitad de los habitantes (el 48,6%) consideran que los resultados de las encuestas se modifican en favor de determinado resultado o directamente que son un fraude. Apenas un 24,4% creen que son absolutamente ciertas, mientras que el 27% restante tiene dudas al respecto o no sabe / no contesta.

En el marco de la crisis en la que se ve envuelto el país europeo, con casi un 23% de su población activa desempleada, la noticia del descreimiento en las encuestas cayó como un 'balde de agua fría' en las esferas gubernamentales. Fuentes allegadas al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, señalaron a la Agencia de noticias EPS que esta situación genera un problema adicional a todos los que ya tiene el poder ejecutivo: "Parte de nuestra estrategia para salir de la crisis consistía en mantener informada a la población y las encuestas eran herramientas primordiales", comentó alguien muy cercano a Rajoy que solicitó no ser identificado, "y este panorama cambia todo, todo. No podemos pensar que le hablamos a todos los españoles y terminar haciéndolo para una cuarta parte. Es un derroche de dinero".

Reacciones en otras encuestadoras

Otro grupo que recibió la noticia de la encuesta de Sondea con honda preocupación, es el formado por las empresas encuestadoras españolas. "No nos pueden hacer esto, es criminal", expresó un importante directivo de una consultora local que tampoco quiso ser mencionado, "no es un buen momento para generar este descrédito en las encuestas, el trabajo no abunda".

Manuel Rodríguez, directivo de Madrid Consulting & Advertising (MCA), fue más allá en su malestar: "En todo caso, podrían haber avisado del resultado de la encuesta. No es ético hacer algo así, todos sabemos que la ropa sucia se lava en casa". Y continuó: "¿Quién solicitó semejante trabajo? ¿Quién lo pagó? Si la encuesta fue realizada por iniciativa propia, ¿qué era lo que buscaban?". Quizás las respuestas a tantas preguntas, las encuentren en el XV Congreso Nacional de Empresas de Consultas, cuya fecha de realización se adelantó de agosto a mayo de este año, y también cambió la sede: de Isla Margarita (Venezuela), a Benidorm (provincia de Alicante, Comunidad Valenciana).


Compartir

Buscar en Librumface