bola espejosTarde o temprano tenía que ocurrir. Distintos usuarios de las redes sociales, están haciendo saber su descontento por la transformación (a su entender, negativa) que está sufriendo la fiesta del 24 de agosto, conocida oficialmente como “La Noche de la Nostalgia”. Creada hace casi cuarenta años por Pablo Lecueder, esta celebración reúne (en la noche previa al feriado del 25 de agosto) a personas que quieren revivir la ambientación, la música y hasta la forma de vestir de épocas pasadas. La expansión de los lugares con festejos similares, la inevitable  incorporación de épocas que al principio no formaban parte de la 'nostalgia' (décadas del 90 o los 2000), entre otros factores, están provocando la disconformidad de muchos uruguayos. “Esto va de mal en peor. La Noche de la Nostalgia ya no es lo que era”.

Washington Federico Silva, es docente y tiene 59 años. Por la cantidad de comentarios vertidos en Facebook y Twitter, sin duda se ha transformado en el líder virtual de esta campaña de rechazo a los cambios  producidos en La Noche de la Nostalgia, con el paso del tiempo. Fuimos a buscarlo. Lo encontramos.

“Esto va de mal en peor. La Noche de la Nostalgia ya no es lo que era”, comenzó diciendo a nuestro portal el profesor, “vos fijate, allá por los 80, ¡qué música preciosa se escuchaba en la fiesta de Zum Zum y de poquitos lugares más! Ahora, comparala con la porquería de música que pasan ahora en las cinco mil fiestas que hay hoy...”, afirmó un visiblemente molesto Silva.

Buscado la explicación del cambio, nuestro entrevistado dio varios motivos que, a su entender, estarían conspirando contra la calidad de la fiesta: “esto no es de hace poco. Hace varios años que la cosa está empeorando. ¡Y cada año es peor que el anterior! Ponen unas porquerías de canciones modernas, de 1990 y ¡hasta del 2000! ¿Cómo se puede sentir nostalgia de cosas de jóvenes? Es contradictorio... Y no te digo nada, cuando en el 2009 se decretó que era fiesta nacional. Fue la locura. Hasta se ven chiquilines, saliendo, vestidos de Travolta o con pelucas de 'african look'. Transformaron nuestra fiesta en Halloween...”, respondió, notoriamente abatido.

Consultado sobre alguna posible solución, el profesor Silva fue enfático: “¡claro que la hay! Alcanza con trasladar la Noche de la Nostalgia para otro día (o prohibirla, me da igual), y transformar la noche del 24 de agosto en la Noche de la Nostalgia de la Noche de la Nostalgia. De esta manera ponemos cada cosa en su lugar, y todos contentos. Sólo es necesaria la voluntad política para resolver esto... Pero claro, tenemos que lograr que los políticos se distraigan un poquito de mirarse el ombligo, y eso es difícil (sonríe irónicamente)”. Quisimos repreguntar sobre el carácter finito de su propuesta, y que en veinte años (a más tardar) tendríamos de nuevo el mismo problema. Pero eso fue imposible: Washington Federico Silva ya se había retirando, tirando pasitos al estilo Footloose.

Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

UNASEV responde a la solicitud de Sturla de flexibilizar tolerancia: “que realicen la misa con jugo de uva”

¡DE FIESTA! ¿Rombai y Márama en Viña del Mar 2017?

Daniel Fonseca: "En el Barca hace ocho goles y en la selección uno. Ese es Suárez, el ídolo de los uruguayos"

Compartir entrada en WhatsApp

Buscar en Librumface