fake(Silicon Valley, California, agencia EPS) Preocupados por la proliferación de noticias falsas, necesitados de brindar credibilidad a sus usuarios y desconfiados de la efectividad de los algoritmos que dicen detectar publicaciones que no son ciertas, las megaempresas Google, Facebook y Twitter se han unido para implementar un procedimiento más humano y efectivo: recompensar al usuario arrepentido de haber compartido una noticia falsa a sabiendas de que no era cierta. En efecto, inspirados en un proyecto de ley de un congresista sudamericano, toda persona que comparta por primera vez una noticia (y luego se arrepienta) recibirá una retribución económica si denuncia el enlace. Aún no se ha confirmado la fecha de comienzo de aplicación de este novedoso plan pero no se descarta su puesta en marcha en las próximas semanas.

Fuentes cercanas al Valle del Silicón señalaron a esta agencia que tanto en Google como en Facebook y también en Twitter están muy entusiasmados con el Proyecto Fake Off (ese es su nombre oficial) y que no ven el momento en que se ponga en marcha este proyecto: “le tienen una fe bárbara al proyecto. Están asombrados por la sencillez del mismo y no dudan de su efectividad. Al parecer la idea no es de ellos sino de un diputado del Uruguay muy amigo de Mujica que quería aplicar un método similar para combatir a Uber. También es sabido que ya le hicieron llegar el agradecimiento por tan maravilloso aporte... a Mujica porque del diputado no sabían ni el nombre (risas)”.

El procedimiento que utilizarán a partir de los próximos días es bastante sencillo (siempre según las fuentes): un usuario comparte o retuitea una noticia falsa y luego se arrepiente de haberlo hecho, denuncia el enlace y finalmente recibe una recompensa en efectivo. Los estudios realizados por las empresas le permiten concluir que la efectividad de esta operativa será muy alta y que sus costos serán inferiores a los que resultan de “mantener un grupo de frikis haciendo programitas que no sirven para nada” (SIC).

Finalmente pudimos acceder a uno de los responsables de esos sitios webs infames que trabajan durante horas para publicar noticias falsas con el único fin de reírse de la gente que se las cree y se lo veía muy devastado: “sinceramente no sabemos qué hacer de aquí en más”, señaló alguien cuyo nombre solicitó no ser revelado, “lo más probable es que termine cerrando el sitio y dedicar mi know-how a detectar noticias falsas, publicarlas y denunciarlas para ganarme unos dinerillos extra”, concluyó.

Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

Kusturica: "la película de Mujica corre riesgo de no salir por quedarnos sin el apoyo estatal"

Dramático: un joven heterosexual tocó el cartel de Montevideo y se volvió puto

La FIFA prepara una reparación moral y económica a Luis Suárez


Compartir

Buscar en Librumface