Librumface

 

 

 

 

fin del mundo(Bunker, lugar desconocido, Agencia EPS) El lanzamiento de “la madre de todas las bombas”, la amenaza machista heteropatriarcal de presentar “el padre de todas las bombas” como algo superior, las tortas de chocolate, los carteles xenófobos que son irónicos y no son xenófobos, el líder norcoreano que hace cosas de líder norcoreano (desfiles y todo eso), los huevazos a Maduro (que deben haber sido piedras, mirá si van a desperdiciar la comida); todas señales inequívocas de que el fin del mundo está cerca. Para aquellas personas que no tengan la suerte (como nosotros) de acceder a un lugar protegido, el Equipo de Desarrollo de Manuales de nuestra agencia les brinda una pequeña Guía de Supervivencia para el Fin del Mundo, que esperamos puedan llegar a leer.

Ante el inevitable final de los tiempos recomendamos que:

- Lo clásico: asegúrese alimentos no perecederos y agua en abundancia. Eso sí, ¡meta un tarjetazo! (total, lo va a pagar el Día del Golero, que nos enteramos hace poco de que es el 14 de abril).

- Busque un lugar cerrado, lo más seguro posible, preferentemente en Uruguay. ¿Por qué elegir Uruguay? Es chiquito (blanco difícil) y si termina siendo un objetivo de Corea del Norte, los misiles del Kim no le van a pegar ni de pedo (hasta puede confundirlo con Paraguay, doble chance de zafar). Ni que hablar que esta decisión pondría muy contenta a Liliam Kechichian. También podríamos decir que otra buena razón para refugiarse en Uruguay sería que las cosas pasan cinco años después (inclusive el fin del mundo), pero ese chiste lo hizo La Catalina hace como diez años.

- No se olvide del cargador del celular. Mientras haya energía eléctrica, WhatsApp, Twitter y Facebook, habrá vida y esperanzas (con seguridad no será vida inteligente lo que encuentre, pero algo es algo).

- Consiga un poster de El Gran Gustaf, péguelo en un lugar visible y agréguele su frase de cabecera: “el humor salvará al mundo”. Siempre es bueno tener de qué reírse en las condiciones en las que se va a encontrar.

- Almacene varios programas de Fox Sports Radio Uruguay, Punto Penal, Cicerone Magazine o Desayunos Informales. ¿Masoquismo? Al contrario: ver, de vez en cuando, alguna de esas piezas de la TV vernácula le permitirá poner en perspectiva las cosas, no idealizar lo que dejó atrás y sentir que el encierro claustrofóbico, el hambre y el miedo que seguramente esté padeciendo, no resulta tan horrendo.

- Procure que lo acompañe alguien conocido que sea del tradicional rival o votante de un partido político diferente (siempre se necesita un conejito de indias que salga a ver si el exterior está habitable).

- Infaltable el muñequito de goma blanda, de esos que se pueden apretar. No sirve para nada, pero entretiene.

- Acá venía un chiste político buenísimo, pero sólo van a aplaudir los que están de un lado y putear los que están del otro. Imagínense lo que quieran con Raúl Sendic, Lacalle Pou, Pedro Bordaberry o Edgardo Novick (de acuerdo a su ideología) y listo.

- Finalmente, lleve consigo el número de teléfono de Azul FM. Si Petinatti fue capaz de darle una mano a alguien para lograr tener sexo anal con su pareja (no, no es chiste), mire si no lo va a ayudar a usted.

Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

A pedido de CONCACAF, CONMEBOL analiza sancionar a Luis Suárez por notoria conducta anti Fair Play

¡Dramático! Joven denuncia que quisieron drogarla en un Uber para raptarla

Tenfield adquiere la representación de Pokémon GO en Uruguay y pone condiciones para su uso. Agustín de Márama se opone.


Compartir