fin de anoUn equipo multidisciplinario se encuentra trabajando contra reloj a los efectos de elaborar un nuevo paquete de simpatías para un 2021 exitoso, tras el estrepitoso fracaso de los ritos habituales aplicados en el último día del 2019. Un selecto grupo de astrólogos, tarotistas, videntes y cientistas sociales se debaten en el armado de una lista que sí resulte efectiva para este primer año de la nueva década. Lista cuyo borrador, aún no definitivo pero que deja traslucir que el esfuerzo deberá ser mayor, trascendió a los medios y compartimos con ustedes.

- La clásica caminata alrededor de la manzana con una valija vacía (para asegurarse un viaje al año) será reemplazada por una vuelta cargando al hombro un ataúd con tres personas que sean estrictamente integrantes de la burbuja familiar, y (por supuesto) bailando. Ataúd que deberá portar algún finado (y en caso de no contar con uno, piedras).

- También se cambiará la costumbre de comer doce uvas al ritmo de las campanadas que anuncian el comienzo del año (costumbre de mierda, porque si algo que por estos lares no se escuchan, son campanadas). En este caso, si queremos tener buena suerte, deberemos comer doce cucharadas de gofio al mismo ritmo que las uvas. Si sobrevivimos, no duden que ya arrancamos con buena suerte.

- Decididamente no alcanzará con barrer la casa para espantar los malos augurios. Para este fin de año se agregarán los contenedores más cercanos (sólo el exterior). Este punto queda a estudio porque sospechamos que esta propuesta de la intendenta Cosse tiene alguna intención más allá de tener un buen año.

- ¡FUERA LA ROPA INTERIOR ROJA! El rojo remite a las zonas donde la pandemia está haciendo estragos. El verde sería ideal, pero los argentinos se encargaron de darle una fuerte connotación política justo en estos días. Se estudiará cuál es el color ideal según los astros y las cartas (que no será el marrón o el amarillo, porque hay mucho sucio en la vuelta que es capaz de no cambiarse la prenda tras algún episodio accidental cuyos detalles no son propicios de tratar en este borrador).

- Aquellos que aún permanecen solteros y piensan atar un lazo rojo para atraer el amor, ¡olvídenlo! Ya explicamos que el rojo no es un color adecuado este año y que el lazo quizás tampoco sea lo mejor, por aquello de asociar el lazo al hilo (epidemiológico). Mejor probar colgando un tapabocas y un PCR negativo.

- Un ritual simple pero efectivo, en otros años, fue escribir todos tus propósitos para el año entrante. Este año sería igual, con un único detalle: cada pedido debe incluir las palabras “salud” y/o “vacuna”.

- Para que no se alojen las malas energías, se deberá abrir todas las puertas de las habitaciones y de la casa, veinte minutos antes de las doce. También deben incluirse las ventanas, las puertas de los armarios y los cajones. Todo lo que tenga puerta. Y en cada habitación debe de haber una luz encendida. Por las ventanas abiertas, al dar las doce campanadas, se irán las malas vibras que hayamos tenido durante el año. Este rito queda la espera de la confirmación del aumento de la UTE y de la aprobación por parte del Ministerio del Interior.

- Lanzar un vaso con agua para purificar y que todo lo malo se vaya bien lejos, no es suficiente para este 2021. Deberá sustituirse el vaso por una jarra y el agua por amonio cuaternario o alcohol al 70% (no utilizar alcohol en gel porque si no el ritual se puede prolongar demasiado).

Seguiremos informando.


LEA TAMBIEN...

Un nuevo reconocimiento internacional a Mujica: la RAE admitirá “puédamos”

Habla el gran olvidado del video de Santa Teresa: "Todos me mintieron. Me dijeron que yo sólo filmaba un ratito"

Asesores de Lacalle Pou culpan a Salvador Amador del poco éxito de su campaña

Compartir entrada en WhatsApp

Buscar en Librumface