paul(Montevideo, Agencia EPS) Tras enterarse de que durante su recital de 2012 se vendieron panchos y hamburguesas, el multigalardonado compositor y cantante Paul McCartney realizó una extensión de su contrato para actuar en la capital uruguaya, en la que limita los productos alimenticios que se podrán vender en un kilómetro a la redonda del escenario donde actuará. Reconocido militante por la alimentación vegetariana, el ex beatle exigirá que no se expendan comidas que contengan carne no sólo en el Estadio Centenario, sino también en sus alrededores. El documento, que ya obra en poder de la organización del evento, justifica la medida en que el cantante "no quiere cantarle a personas que se hayan comido un chorizo, una hamburguesa, o clavado una chivita (sic), diez minutos antes de entrar al recital". Con casi 40.000 entradas ya vendidas, la firma del nuevo acuerdo es inminente.

Fuentes cercanas al cantante británico, hicieron llegar a nuestra agencia el documento dónde no solo se prohíbe la venta de productos cárnicos en la zona "de influencia" del recital, sino que también se proporciona una lista de artículos permitidos. Entre ellos se destacan:

- Semillas de sésamo
- Pascualina (sin huevos, por supuesto)
- Brotes de soja
- Lechugas
- Brócoli
- Ensaladas varias
- Sandwiches de tofu y dulce de membrillo (un postre llamado Martin Fierro, pero en versión vegetal)
- Milanesas de soja o berenjena
- Frutas
- Agua mineral sin gas

Consultados sobre la nueva disposición impuesta por el artista británico, los comerciantes de productos alimenticios de los alrededores del Centenario no ocultaron su indignación. Francisco Gutierrez Mena, popular vendedor de hamburguesas, chorizos y "panchos" (salchichas) de las cercanías del estadio, declaró: "estamo como loco esperando el recital para poder vender algo. Al fúbol cada vez viene meno gente y los que vienen casi siempre nos afanan má de lo que nos compran. Estábamo contentísimo con la venida de Paul, y ahora nos sale con esto. Es injusto...". Sin esperar ninguna pregunta de nuestra parte, Gutierrez Mena nos dejó la siguiente reflexión: "Aparte, el tipo es un incoherente, ¿entendé? ¿Cómo se llama el tipo? Macarni, Má Carni, ¿entendé? Si se quiere hacer el fenómeno, que se ponga Má Verduri o Má Brócoli y que no nos joda más...", dicho lo cual se retiró proliferando insultos varios y reivindicando las Islas Malvinas para los argentinos.

Hasta el momento de publicar este artículo, el documento aún no ha sido firmado por la organización del evento, quienes amablemente se abstuvieron de hacer declaraciones. Se pudo saber que intentarán negociar con el cantante para que la limitación se reduzca al ámbito del recital, pero sea cual sea la decisión lo que sí es seguro que bajo ningún concepto corre peligro la realización del recital.

Seguiremos informando.


Compartir

Buscar en Librumface